3 Errores en mantenimiento de piletas que estás cometiendo y no sabías ¡Hasta hoy!

Todo el que tiene la dicha de tener una pileta conoce el trabajo que toma realizar el mantenimiento adecuado. Un proceso que implica limpiar, filtrar el agua, aplicar diversos químicos, entre otras cosas para que siempre este funcional y hermoso. Sin embargo hay tres errores comunes en el mantenimiento de piletas que no conoces y que hoy te descubriremos.

Estos errores de mantenimiento de tu piscina perjudican más de lo que ayudan

Todos cometemos errores, bien sean por falta de conocimiento o por simple descuido y en realidad, hay muchas cosas que se pueden hacer mal cuando se cuida una pileta. Pero, no pierdas la esperanza, te presentamos los errores más comunes en mantenimiento de piletas para que evites incurrir en ellos.

Aplicar los químicos durante el día

Nunca, jamás se debe realizar esta tarea tan necesaria durante el día o a pleno sol.

Esto se debe a que de esta manera los productos no actúan de forma eficiente por la exposición al sol. Además, la evaporación por el calor genera perdida gradual de agua y con ella los químicos que se hayan aplicado en el día pierden eficacia.

El cloro, el antialgas, el floculante y cualquier químico para limpiarlas, (sobre todo si no cuentas con cobertores para piletas) generalmente se aplican al inicio del día, pero esto no es conveniente a menos que se utilicen productos con aditivos que eviten su volatilización con el sol. En vez de esto es más recomendable aplicar los químicos a la puesta del sol, para que cumplan con su trabajo toda la noche.

Vaciar completamente la pileta

Generalmente es una buena idea aplicarle una limpieza más profunda a tu pileta, pero hay un problema invisible acá y probablemente no muchas personas los tengan presente.

Retirar las toneladas de agua que ejercen presión constante contra las paredes de la pileta, en oposición a la presión que la tierra ejerce, cuando es el agua la que manteniene el equilibrio.

Al dejar la pileta completamente vacía durante el invierno, por ejemplo, se incrementa el riesgo para la integridad de las paredes de esta. Los azulejos pueden llegar a fracturarse generando grietas a lo largo de las paredes. Y, principalmente el mismo fondo de la pileta puede presentar deformaciones y azulejos rotos debido a esta práctica.

Pensar que el sistema es autosuficiente

Todos sabemos que el sistema de bombeo y filtrado de las piletas necesitan mantenimiento regular, es una cuestión lógica, pero siempre puede suceder el caso en el que factores externos obliguen a posponer la sesión de mantenimiento.

Aunque en realidad los aparatos de circulación están hechos para durar, es mejor prevenir gastos innecesarios por problemas como:

  • Bloqueos en el sistema de circulación producidos por cúmulos de basura.
  • Partes dañadas de la bomba que pueden poner en peligro a los nadadores (cables, contactos, etc.).

Son algunos de los problemas que pueden generarse si se descuida por mucho tiempo el mantenimiento del sistema de la pileta.

Evita estos errores y prioriza la seguridad en los contornos de la pileta

Seguramente, conocías al menos uno de estos errores, pero resulta muy importante también que priorices la seguridad en la pileta y sus alrededores.

Todos los implementos de seguridad y resguardo que puedas añadir a la pileta, como lonas o cobertores, cercos para pileta, cubiertas deslizantes, señalética, son garantes del disfrute de la misma.

Cuando se trata del mantenimiento de las piletas nunca es bueno ir con los ojos cerrados y esperando lo mejor, para evitar malas pasadas y gastos elevados es mejor consultar con expertos, contratar servicios especializados y aprender todo lo posible sobre ellas y su funcionamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *