La relevancia que tiene el desayuno

Un desayuno completo y equilibrado es esencial para poder hacer frente al día con energía, así como para evitar los bajones de azúcar que nos hacen picar entre horas.

Un buen desayuno es importante para empezar bien el día y para tener la energía fundamental para hacer frente todo. ¿Cuántas veces hemos oído sobre el valor del desayuno? No obstante, seguimos desayunando poco o nada ya que nos levantamos sin antojo o a las apuradas. En otras palabras un error tremendo.

Los expertos no se cansan de repetir el valor de no saltarse el desayuno. Debes recordar, en primera instancia, que no has comido nada en muchas horas, y el cuerpo requiere reponer energía. Parece contradictorio, pero las personas que desayunan bien poseen menos problemas de peso y los que no lo preparan, acarrean problemas de falta de memoria y concentración y desde luego permanecen con mal carácter en todo el día.

La importancia del desayuno: desayuna bien y comienza el día con fuerza

El desayuno representa la disolución del ayuno, sienta los cimientos de una buena alimentación y por consiguiente favorece a la salud. Gracias al desayuno, el cuerpo puede seguir estando profundo, con mayores niveles de concentración y energía a lo largo de toda la mañana.

En el caso de los chicos, el valor del desayuno es todavía mayor, claro. Su cuerpo y cerebro permanecen en pleno crecimiento y dependen en gran medida del consumo regular de alimentos. Al no desayunar y pasar un largo período de tiempo sin comer, el infante podría padecer de varios problemas físicos, intelectuales y de comportamiento.

No obstante, frecuentemente nos saltamos esta comida, por ir con prisas, por pereza o por la falsa idea de que saltándose el desayuno, uno puede adelgazar más inmediatamente. No obstante, un análisis citado en Pediatrics concluyó que los jóvenes que desayunaban a diario tenían un índice de masa corporal más bajo que los jóvenes que jamás desayunaban o que solo lo hacían rara vez.

Aquellos que consumen un desayuno comen más calorías, fibra y colesterol en su dieta generalmente. Pero esos que desayunaban también tenían dietas con menos grasas trans. Estas últimas son las causantes de un crecimiento de la inflamación a nivel sistémico, según un análisis publicado en Progress in Lipid Research.

¿Qué puede integrar un desayuno equilibrado?

Un desayuno equilibrado puede integrar:

Productos lácteos. Puedes escoger los que más te gusten, sin embargo es mejor que sean completos. Primordialmente leche o yogur son ideales. Aportan vitaminas, proteínas y calcio.

Frutas. Es un componente fundamental, si además las tomas con piel te otorgan la fibra que necesitas. Además tienen dentro minerales, carbohidratos y vitaminas. Asegúrate de que la fibra demostró aumentar la sensación de saciedad.

  • Cereales o pan integral. Poseen no solo carbohidratos de los que sustraer energía, sino además fibra.
  • Huevos.
  • Carne, por ejemplo jamón. Pero cuidado, no conviene extralimitarse en este ingrediente.
  • Café o infusiones.

Es fundamental tener en mente que el desayuno debe dar en torno al 25% de la ingesta calórica diaria. Desde luego, debemos tratar de combinar los diversos recursos de manera balanceada, para que el cuerpo humano logre aspirar las vitaminas, fibra, carbohidratos y minerales necesarios.

Los protocolos de ayuno

Pese a lo dicho, en los últimos años se han generalizado una secuencia de protocolos de ayuno intermitente. Estos han demostrado beneficios a nivel de pérdida de peso y de mejora de la salud generalmente. Sin embargo, no pueden ser aplicados en cualquier entorno.

Por ejemplo, en el caso de los niños, adolescentes y embarazadas se tienen que evitar las limitaciones calóricas, debido a que esto puede condicionar de manera negativa el desarrollo de los tejidos.

Además, cabe resaltar que los expertos más conservadores se posicionan en oposición a esta clase de protocolos o mecanismos, debido a que defienden que no resultan ventajosos. Lo cierto es que la ciencia los apoya, pues han demostrado efectos positivos con un nivel de prueba elevado.

Evitar las grasas trans en el desayuno

Uno de los problemas más importantes en el desayuno de muchas personas es la existencia de productos poco saludables, con elevado contenido en azúcares primordiales y en grasas de tipo trans. Esta clase de recursos con capaces de aumentar la inflamación en el organismo, así como las probabilidades de enfermar.

Por esto, en el momento de proponer un desayuno es importante que integres alimentos de calidad, como los que hemos dicho. De esta forma te asegurarás de realizar un aporte de nutrientes correcto para asegurar el buen manejo del organismo a lo largo de la jornada.

Hacer un buen desayuno es clave

De todos métodos, si tienes dudas referente a cómo hacer un óptimo desayuno, qué productos integrar o como distribuirlos durante la semana, lo más aconsejable va a ser consultarlo con un profesional o nutricionista.

Un profesional de la materia puede ayudarte a descubrir una buena dieta, sana y balanceada. de esta forma conseguirás maximizar las ventajas de proteger la primera comida del día.

Si estas interesado en disfrutar del servicio de desayunos a domicilio para empresas de Piccadely, puedes contactarte accediendo al enlace y así podrás disfrutar de los mejores desayunos corporativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.